Bogotá, Escenario de Cumbre de Alcaldes

LOS NIÑOS Y LAS NIÑAS EXIGEN A LOS ALCALDES DEL PAIS CIUDADES SEGURAS Y PROTECTORAS DE SUS DERECHOS
Martes 14 de julio, Bogotá será escenario del I Encuentro Nacional sobre la participación de los niños, las niñas y los adolescentes en la construcción de ciudades seguras, que garanticen sus derechos. Cerca de 500 niños y niñas, alcaldes de las capitales de Colombia, autoridades de Bogotá, el país y organismos internacionales que trabajan por la infancia participarán en el evento.
La cumbre de Alcaldes permitirá analizar las condiciones que deben cumplir las ciudades para ser seguras y protectoras de los derechos de los niños, las niñas y las adolescentes. Así mismo servirá de escenario para lanzar los Consejos de niños y niñas, como mecanismo que permita que sus opiniones y sugerencias hagan parte de las políticas y proyectos de Bogotá.
De esta manera, la Alcaldía Mayor de Bogotá, el ICBF, UNICEF y la Procuraduría General de la Nación buscan fortalecer la participación de niños, niñas y adolescentes para que, en ejercicio de su ciudadanía, incidan de manera efectiva y autónoma en la construcción de una ciudad garante de derechos.
Durante la jornada, se socializarán los trabajos y propuestas de los niños y las niñas y se desarrollará un conversatorio entre ellos y las autoridades. Luego se firmarán los acuerdos y compromisos y, finalmente, se hará la instalación de los Consejos de Niños y Niñas. Esta cumbre de Alcaldes está vinculada con la Estrategia “Hechos y Derechos” la cual es una alianza estratégica entre entidades del ámbito nacional y territorial para la vigilancia y control, la definición y ejecución de políticas públicas y la cooperación técnica internacional sobre niñez y adolescencia. Tiene como propósito incidir en decisiones políticas, técnicas, administrativas y financieras para la garantía de los derechos de los niños, niñas y adolescentes.
Esta Estrategia exige el cumplimiento de las obligaciones normativas de los garantes de derechos; ofrece herramientas y acompañamiento técnico para la formulación, gestión y evaluación de las políticas públicas; estimula la participación de los niños y las niñas y la corresponsabilidad del sector privado y realiza vigilancia preventiva y control de gestión.