Cuidado Ingenieros!! Competencia Grande se viene...

¡Cuidado ingeniero! En unos años este bebé podría ser su competencia. Bueno, si estudia en Estonia (Foto: n2linux Via:Flickr)
Hoy miércoles nos despertamos con una noticia muy interesante. La competencia de muchos de los ingenieros de hoy en día pueden ser niños de primero de primaria que a esa edad ya están aprendiendo a programar. Consiste en un proyecto educativo de en Estonia que pretende que 100% de las escuelas públicas tengan dentro de su plan educativo familiarizar desde pequeños a los niños con los lenguajes de programación más comunes.
La iniciativa se hace llamar ProgreTiiger y tiene como objetivo convertir a lo niños, que serán los próximos consumidores de tecnología, en los principales desarrolladores de tecnología del futuro. Básicamente, mientras se les enseña a sumar se le enseñaría a programar.Según el reporte, los profesores están siendo entrenados con novedosos métodos educativos para aplicar un método de educación continuo del tema hasta que acaben su proceso de formación en el colegio.
En Estonia, un estudiante de primero de primaria está entre los 7 y 8 años de edad, lo que hace creer que es la edad perfecta para empezar a famirializarlos con lenguajes de programación.Este proyecto educativo parece tener mucho sentido teniendo en cuenta el ritmo que está cogiendo el mercado de la tecnología en la actualidad. Apenas está siendo probado en algunas escuelas, pero se espera que pronto llegue al resto de las escuelas del país europeo.
Según estudios recientes que reporta VentureBeat, en cuanto al tema de la tecnología, la educación gira en torno a la relaciones comerciales que se tienen con esta y a los usos mercantiles que se le puede dar. No hay nada enfocado en la manera de hacer tecnología que compita con la que hoy en día existe. Argumentan que en lugar de enseñar el funcionamiento de los computadores, solo los muestran como herramientas lejanas y misteriosas.

Tomado de: Enter.co

No hay comentarios:

Publicar un comentario

aquí ¡a divulgar esas ideas, quejas, inconformidades, desahogos, y esas ingeniosas propuestas!